Foto de un hombre joven gritandoFoto: ©istock.com/kieferpixLa metanfetamina puede hacer que el estado de ánimo de una persona cambie muy rápidamente. Por ejemplo, alguien que consumió metanfetamina puede enojarse y ponerse violento.

La metanfetamina acelera la respiración y aumenta la presión arterial.

Puede hacer que la persona se sienta hiperactiva y con mucha energía. Es probable que hable y se mueva mucho, tal vez no se detenga ni para comer o dormir.

Las personas que consumen metanfetamina con frecuencia se rascan y se lastiman la piel. Pueden tener quemaduras en los labios o los dedos por sostener una pipa de metanfetamina caliente.

La metanfetamina puede hacer que el estado de ánimo de una persona cambie rápidamente. Por ejemplo, se puede poner muy eufórica y luego enojarse y volverse violenta. Puede sentir miedo porque cree que alguien la persigue. Es posible que quiera acabar con su propia vida.

NEXT: Efectos de la metanfetamina en el cerebro y el cuerpo