La heroína te puede dar una sensación de bienestar y felicidad. También puede hacer que parezca que el mundo se mueve en cámara lenta. Es posible que las personas drogadas con heroína piensen y se muevan con lentitud.

Imagen de un ojo con la pupila muy pequeñaFoto: Wikimedia Commons/Myosis

Pueden sentirse somnolientas, como si estuvieran en un sueño.

La heroína hace que se achiquen mucho las pupilas (la pupila es el círculo negro en el centro del ojo).

Las personas que se inyectan heroína pueden tener marcas en la piel en el lugar de la inyección.

Una vez que se pasa el efecto de la heroína, es posible que la persona:

  • sienta dolores en los músculos y en los huesos
  • tenga escalofríos
  • vomite
  • no pueda dormir
  • esté nerviosa
  • sienta comezón

SIGUIENTE: Efectos de la heroína en el cerebro y el cuerpo