Personal de emergencia aplicando un desfibrilador en un hombre inconsciente©iStock.com/Pixel_away
Las drogas que hacen que el organismo funcione más lentamente, como la heroína y los medicamentos para el dolor, pueden hacer que una persona deje de respirar.

Muchas de las drogas que usualmente se abusan pueden causar problemas como ataques al corazón o presión alta.

Algunas drogas pueden dañar los pulmones. Fumar cigarrillos puede causar enfermedades como cáncer o enfisema y también infecciones de los pulmones y tos. Fumar marihuana puede causar infecciones de los pulmones y tos.

Las drogas que hacen que el organismo funcione más lentamente, como la heroína y los medicamentos para el dolor, pueden hacer que se detenga la respiración. Las drogas que se aspiran (inhalantes) pueden dañar los pulmones y las vías respiratorias y TAMBIÉN detener la respiración.

Muchas drogas—incluidas la cocaína, la heroína y los medicamentos para el dolor—pueden causar dolor de estómago y vómitos.

Las drogas como la cocaína y la heroína pueden dañar los riñones. A veces el daño en los riñones es tan grave que la persona necesita horas de tratamiento médico (diálisis) todas las semanas. Si los riñones dejan de funcionar, la persona puede morir.

El abuso de alcohol y de inhalantes puede causar enfermedades del hígado.

Inyectarse drogas puede lastimar las venas. Al usar agujas sucias se puede contraer el VIH, sida o hepatitis (una enfermedad del hígado).