Foto de un hombre mayor enojadoLa metanfetamina puede provocar rápidos cambios de humor en una persona.

La metanfetamina acelera la respiración y aumenta la presión de la sangre.

La metanfetamina puede causar hiperactividad en las personas, es decir, les da mucha energía. Es posible que hablen demasiado o se muevan mucho. Tal vez no se detengan ni para comer o dormir.

Las personas que consumen metanfetamina se rascan la piel a menudo, causándose llagas. Pueden incluso tener quemaduras en los labios o dedos debido a que utilizan una pipa caliente para fumar la droga.

La metanfetamina también puede provocar rápidos cambios de humor en una persona. Por ejemplo, podría sentirse emocionado y luego volverse enojado y violento. Podría tener miedo de que alguien lo persiga o acose. También podría tener deseos de matarse.

Las personas que se vuelven adictas a la metanfetamina empiezan a tener que consumir más de la droga para obtener el mismo efecto. Las personas que normalmente comen o inhalan metanfetamina podrían comenzar a fumarla o a inyectársela con el fin de conseguir un efecto más rápido y de mayor intensidad.

Las personas que están tratando de dejar de consumir metanfetamina pueden:

  • Sentirse tristes
  • Sentirse muy cansadas y tener problemas para dormir.
  • Sentirse enojadas o nerviosas
  • No poder sentirse felices

Asimismo sentirán una fuerte necesidad de consumir esta droga.