"Deon" se crio en un hogar donde la vida a veces era alocada. Su madre era alcohólica. (Esta historia está basada en las experiencias de personas reales cuyos nombres se han cambiado).
Foto de un hombre maduro con aspecto sombríoFoto: ©istock.com/pixelheadphoto

Uno de mis primeros recuerdos es de cuando tenía alrededor de 3 años: mi madre estaba borracha, desvanecida en el sofá. Yo le tiraba de la blusa llorando porque tenía hambre. Me senté junto a ella toda la noche con la esperanza de que se despertara y preparara la comida.

La vida en mi casa podía ser muy alocada. A veces me despertaban los gritos y las sirenas de la policía. El novio de mi madre le pegaba —o me pegaba a mí— por cualquier cosa. No sé si mi mamá no quería ver la situación o simplemente no le importaba. A medida que fui creciendo pasaba la mayor parte del tiempo en la calle.

Comencé a beber a los 10 años. Al principio fue solo porque mis amigos me desafiaron. Y era muy fácil robarle alguna botella a mi madre. Pero después me gustó la forma en que la bebida me hacía olvidar los problemas. Con el tiempo comencé a usar drogas más fuertes, especialmente heroína. Abandoné la escuela... en realidad, abandoné la vida.

Pero ahora estoy en tratamiento, hablando con un consejero y tomando un medicamento que me ayuda a no consumir heroína. Aunque antes odiaba los grupos de apoyo y las reuniones de Narcóticos Anónimos, ahora me resultan realmente útiles. Aprendí que los niños con padres adictos tienen un riesgo más grande de volverse adictos ellos mismos cuando crecen. Un poco tiene que ver con los genes que se transmiten de padre a hijo. También tiene algo que ver con el dolor y el abandono que vive un niño cuando los padres son drogadictos.

Escuchar la historia de otros me ayuda a entender de qué manera los problemas de mi niñez afectan mis sentimientos y mis decisiones hoy. El hecho es que cuando soy más consciente de mis sentimientos, puedo tomar mejores decisiones y es más probable que me mantenga sobrio. Puedo hacer las cosas en forma diferente a como las hizo mi madre.

Infórmate más: Lee más sobre la adicción a la heroína de Deon.

¿Conoces alguna madre o padre de familia que tenga un problema de drogas? El tratamiento puede ayudar.