Muchas personas con problemas de drogas también tienen problemas de salud mental, por ejemplo:

Depresión

  • que las hace sentir muy tristes y cansadas.

Ansiedad

  • que las hace sentir nerviosas, preocupadas o temerosas.

Trastorno bipolar

  • que provoca cambios constantes en el estado de ánimo. Pueden sentirse llenos de energía, entusiastas o enojados, y luego tristes, cansados y sin esperanzas.

TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad, ADHD)

  • que les dificulta prestar atención (les puede costar quedarse quietos y concentrarse).

Trastorno de personalidad antisocial

  • que dificulta mantener buenas relaciones y preocuparse por los sentimientos de los demás.

¿Por qué las personas con problemas de salud mental tienen más probabilidades de tener problemas de drogas?

  • El consumo de drogas y los problemas de salud mental afectan las mismas partes del cerebro. En parte, este es el motivo por el cual algunas personas tienen ambos problemas.
  • Además, alguien que se siente muy mal puede tratar de sentirse mejor consumiendo drogas, pero por lo general eso no funciona por mucho tiempo. Al contrario, esa persona se puede volver adicta a las drogas y entonces se siente peor que antes.

Un problema de drogas puede empeorar un problema de salud mental. Y un problema de salud mental puede empeorar un problema de drogas. Una persona que tiene ambos problemas necesita tratar los dos al mismo tiempo para mejorar. Si crees que tienes los dos problemas debes avisarle a tu médico.

SIGUIENTE: La conexión entre el consumo de drogas y el VIH/sida