Radiografía de un pulmón dañadoFoto: ©iStock.com/stockdevilEl humo de la marihuana puede dañar los pulmones y causar algunos de los mismos problemas pulmonares y de tos que sufren quienes fuman cigarrillos.

Estos son solo algunos de los problemas que puede causar la marihuana:

Problemas de memoria

La marihuana hace que sea difícil recordar cosas que pasaron apenas unos minutos antes. Por eso te puede resultar difícil aprender en la escuela o prestar atención en el trabajo.

Problemas cardíacos

El consumo de marihuana acelera los latidos y aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Tos y problemas respiratorios

Las personas que fuman marihuana pueden tener los mismos problemas respiratorios y de tos que las personas que fuman cigarrillos. El humo de la marihuana puede dañar los pulmones.

Conducir bajo el efecto de drogas

Conducir bajo los efectos de la marihuana es peligroso, muy similar a conducir borracho. La reacción a las señales y los sonidos del tráfico es lenta y es difícil prestar atención al camino. Esto es aún peor cuando el conductor está bajo los efectos de la marihuana y consumió alcohol al mismo tiempo.

Despreocupación por la vida

Con el tiempo, las personas que consumen marihuana pueden sentirse desmotivadas. No hacen ni piensan mucho. No se pueden concentrar. Pareciera que lo único que les importa es fumar marihuana.

Sobredosis

Una sobredosis ocurre cuando una persona consume una cantidad de droga suficiente para generar una reacción muy mala o causarle la muerte. Si se consume mucha marihuana se puede sufrir una sobredosis. Eso puede causar efectos secundarios muy desagradables.

En los últimos años, los médicos de las salas de emergencias están viendo más sobredosis en las personas que comen productos con marihuana, como gominolas, chupetines u otros alimentos. Con la marihuana comestible se tarda más en alcanzar el estado de euforia o "high" que cuando se fuma. Entonces, a veces la gente come demasiado porque piensa que la marihuana no está teniendo efecto.

Los síntomas de una sobredosis de marihuana son:

  • mucha ansiedad (la persona está muy preocupada)
  • ataques de pánico
  • paranoia (piensa que la gente la persigue)
  • alucinaciones (ve cosas que no existen)

No conocemos ningún caso de alguien que haya muerto por consumir solo marihuana.

Adicción

Si bien hay gente que no lo sabe, es posible volverse adicto a la marihuana después de consumirla durante un tiempo. Con el tiempo, la marihuana puede modificar la forma en que funciona el cerebro. Cuando la persona deja de consumirla, el cuerpo puede confundirse y comenzar a sentirse muy enfermo, lo que hace que sea difícil dejar de drogarse. Esto es lo que se conoce como adicción.

Es más común que ocurra con las personas que consumen marihuana todos los días o que comenzaron a consumirla en la adolescencia. Puede ser que tengan que fumar más y más para llegar al mismo estado de euforia o "high".

Las personas que están tratando de dejar la marihuana pueden:

  • estar de mal humor
  • estar nerviosas
  • tener problemas para dormir

Sentirán una necesidad muy fuerte de drogarse.

Afortunadamente, hay programas de apoyo psicológico que pueden ayudar a los adictos a la marihuana.

Recuerda que incluso con el tratamiento puede ser difícil mantenerse alejado de la droga. Es posible que quienes han dejado de consumir marihuana todavía sientan deseos intensos de consumirla, a veces hasta años después de dejarla. Esto es normal. Por eso también es importante seguir con el tratamiento durante todo el tiempo que recomiende el médico.

NEXT: ¿Qué es la marihuana medicinal?