Para dejar de consumir marihuana, "Cristina" está haciendo cambios positivos en su vida. Encuentra apoyo en su familia y en amigos que no consumen marihuana. (Esta historia está basada en las experiencias de personas reales cuyos nombres se han cambiado).
Foto de una joven sonriente abrazando a su amigaFoto: ©istock.com/UberImages

He tratado de dejar de fumar marihuana muchísimas veces. Pienso: "Bueno, una sola vez más y después dejo de verdad". Pero nunca duré más de una semana. Extrañaba lo relajada y feliz que me sentía cuando fumaba. Y cuando no había fumado durante unos días, estaba nerviosa y molesta. Fumar hacía que todo estuviese mejor.

Había otra razón por la que se me hacía difícil dejar: siempre que me juntaba con mis amigos fumábamos un par de porros. A mí me preocupaba que se enojaran conmigo si decía que no.

Antes tenía pasatiempos, como cocinar o viajar. Tenía planes para el futuro. Pero cuanto más fumaba marihuana, menos me interesaban esas cosas. No hacía más que estar sentada mirando TV, comiendo mucha comida chatarra y dejando que el mundo me pasara por al lado. Me dí cuenta de que necesitaba un gran cambio. Necesito rodearme de gente distinta.

Decidí hablar con mi tía Rosita sobre mi problema con la marihuana. Al principio se puso como loca, pero después me ayudó a encontrar una clínica donde recibir tratamiento. Ahora la tía Rosita me llama todo el tiempo para ver cómo estoy. Hablar con ella me ayuda mucho. También me estoy reconectando con algunos de mis viejos amigos. Habíamos perdido el contacto porque ellos no fuman marihuana.

Ya llevo dos semanas sin marihuana, el tiempo más largo de todas las veces que traté de dejar. He tenido problemas para dormir y me he sentido muy tensa durante el día, pero las cosas van mejorando. Siento que puedo pensar con más claridad. Puedo recordar mejor las cosas. Todavía siento ganas de fumar marihuana, particularmente cuando la huelo o veo a alguien fumando. Tengo que recordar que debo mantenerme lejos de las fiestas en las que puede haber marihuana.

Infórmate más: ¿Cuáles son las señales de la adicción a la marihuana?