Foto de heroína en polvo©istock.com/Bestfotostudio

La heroína es un polvo blanco o marrón o una sustancia pegajosa de color negro. Se la puede mezclar con agua e inyectarla con una aguja. La heroína también se puede fumar o aspirar por la nariz.

Esta droga puede generar una oleada de sensaciones placenteras momentos después de consumirla. Pero algunas personas vomitan o sienten comezón después de drogarse. Es posible que en las horas siguientes al consumo quieran dormir y que la respiración y el corazón se vuelvan más lentos. Luego, la droga se disipa y la persona puede sentir una necesidad muy fuerte de consumir más.

Algunos nombres callejeros de la heroína son:

  • Dama blanca
  • Caballo
  • Basura, hierro viejo
  • H (hache)
  • Alquitrán negro