La cocaína es un polvo blanco que se puede inhalar por la nariz, o se mezcla con agua y se inyecta al cuerpo con una aguja. También, creando pequeñas rocas blancas llamadas “crack.” Se llama “crack” porque cuando las rocas están caldeadas, producen un sonido de chasquido. Se fuma en una pequeña pipa de vidrio.

La cocaína puede hacer que las persona se sientan llenas de energía, pero también inquietas, asustadas o enojadas.