El abuso de drogas y alcohol puede causar sobredosis, accidentes, problemas de salud, problemas en otros ámbitos de la vida y también la muerte.

El consumo de drogas ilegales o el uso indebido de medicamentos recetados impiden que una persona lleve una vida feliz y saludable. Las drogas pueden perjudicar tus relaciones y tu capacidad para trabajar.

El tratamiento da resultado, es eficaz y ayuda a que una persona drogadicta se recupere de la adicción. Lo mejor es obtener ayuda al comienzo, antes de que el problema se haga más grave. Cada vez son más los médicos clínicos que están entrenados para identificar temprano las señales de un posible abuso de drogas y hablar con el paciente sobre el tema.

Pero la mejor manera de protegerse de los peligros de las drogas es simplemente no comenzar a tomarlas. Los padres deben vigilar de cerca a sus hijos. Aún cuando creas que tus hijos no probarían las drogas, puede ser difícil resistir la presión de otros jóvenes.

¿Qué puedes hacer tú?

Mantente informado sobre las drogas y la adicción:

Habla con tus hijos:

Haz que tu hogar sea un lugar seguro:

  • guarda los medicamentos en un sitio seguro para que nadie pueda tomarlos (es buena idea guardarlos bajo llave);
  • deshazte de los medicamentos que ya no necesitas. Puedes llevarlos al evento de recolección de medicamentos (en inglés) que se realice en tu área. También puedes mezclarlos con tierra, arena para gatos o café molido usado y tirarlos a la basura, o puedes tirarlos por el inodoro;
  • vigila los productos de limpieza, aerosoles y otras sustancias en tu casa que pueden generar un estado de euforia o "high" si se usan en forma indebida.

SIGUIENTE: Cómo ayudar a los niños y adolescentes a vivir sin drogas