Hay distintos tipos de tratamiento que tienen buenos resultados con diferentes personas. Todo depende de cuán enferma esté la persona y de las drogas a las cuales sea adicta.

También depende de cada individuo. Cada persona es diferente. Lo que le da resultado a alguien puede no dárselo a otro. Es importante que las personas hablen con su médico acerca de un plan de tratamiento que sea adecuado para ellas.

Algunos tratamientos se llevan a cabo en los hospitales. El paciente puede permanecer allí durante días, semanas o meses. Otros tratamientos se llevan a cabo durante el día en consultorios médicos o clínicas. El paciente no pasa la noche allí. De ser posible, los médicos y consejeros deben usar sesiones de consejería o medicamentos, o ambas cosas, para tratar una adicción, dependiendo de cuál sea la droga que causa la adicción.

Apoyo psicológico profesional

Hablar sobre tus sentimientos con un consejero profesional es un tipo importante de tratamiento. Esto puede ayudar a personas con cualquier tipo de adicción a las drogas. A veces las sesiones son entre tú y un consejero solamente; a veces los familiares se suman a una sesión. O podrías hablar con otras personas que están en tratamiento dentro de un grupo dirigido por un consejero profesional.

Hablar ayuda a las personas adictas a las drogas a:

  • entender por qué se volvieron adictas
  • ver cómo las drogas cambiaron su comportamiento
  • aprender a hacer frente a los problemas para no volver a consumir drogas
  • aprender a evitar lugares, personas y situaciones en las que puedan tener la tentación de consumir drogas.

Las sesiones de consejería tal vez sean difíciles al principio, pero pueden ser una parte necesaria del tratamiento.

Las personas pueden necesitar ayuda incluso después de completar el tratamiento. En esta atapa, pueden participar en grupos de apoyo, usar programas en sus teléfonos o computadoras para hablar con consejeros, o vivir en alojamientos especiales para la etapa de recuperación.

Medicamentos

Las personas adictas a algunas drogas pueden tomar medicamentos que les ayuden con los desagradables síntomas de abstinencia. Los síntomas de abstinencia pueden variar según la droga. Dejar de tomar una droga puede hacer que una persona se sienta como si tuviera una gripe terrible o que se sienta verdaderamente triste y preocupada. También puede causar temblores y mucho dolor en el cuerpo.

Después de la abstinencia, existen otros medicamentos que pueden ayudar a las personas que consumen ciertas drogas. Hay medicamentos que pueden ayudar a dejar el alcohol o el tabaco. También hay medicamentos que ayudan con la adicción a los opioides como la heroína y los analgésicos recetados.

Si alguien recibe tratamiento con medicamentos, lo mejor es que también reciba ayuda psicológica.

SIGUIENTE: ¿Qué es la recuperación?