Dibujo de una cabeza donde se ve el cerebroFoto: ©istock.com/janulla

No todas las personas que consumen drogas se vuelven adictas. El cerebro y el cuerpo de cada persona son diferentes y cada organismo reacciona a las drogas de manera distinta. No existe ninguna regla que diga cuánto tardará una persona en volverse adicta: puede suceder rápido o puede llevar tiempo.

Nadie planea volverse drogadicto.
Cuando una persona prueba una droga por primera vez, es posible que le guste lo que siente. Y también es probable que piense que puede controlar la cantidad de droga que consume y la frecuencia con que lo hace. Pero las drogas pueden apoderarse de ese control: las drogas pueden modificar el cerebro.

Si consumes drogas, tal vez al principio te hagan sentir bien. Pero después de un tiempo es probable que necesites drogarte solo para sentirte normal. También puede ser que consumas más cantidad para llegar al mismo estado de euforia o "high". Es posible que continúes consumiendo drogas a pesar de que el hacerlo comienza a tener efectos negativos en tu vida. Puede ser que pases mucho tiempo tratando de conseguir más droga y que esa búsqueda y consumo de drogas comiencen a perjudicar a tus seres queridos. Pero tú no puedes dejar de drogarte. Esas son señales de que existe una adicción.

La adicción puede adueñarse de la vida de una persona. Drogarse puede llegar a ser más importante que la necesidad de comer o dormir. Conseguir y consumir más drogas puede llegar a ser lo único en lo que piensa. La adicción puede reemplazar todas las cosas de las que antes disfrutaba. Una persona adicta puede llegar a hacer casi cualquier cosa para seguir drogándose, como robar o mentir.

La adicción es un trastorno cerebral.

  • Las drogas pueden modificar la manera en que funciona el cerebro.
  • Los cambios en el cerebro pueden durar mucho tiempo y causar problemas en el comportamiento de una persona.
  • Los adictos a las drogas pueden estar de mal humor, sufrir de pérdida de memoria o incluso tener problemas para pensar y tomar decisiones.

La adicción es una enfermedad, igual que las enfermedades cardíacas o el cáncer. No es una debilidad. No significa que la persona adicta sea una mala persona. Le puede suceder a gente de todo tipo y clase. No importa si la persona es rica o pobre. Ni donde vive. No importa si fue a la universidad o no. La adicción puede sucederle a cualquiera, a cualquier edad. Pero las probabilidades son mayores cuando una persona comienza a drogarse cuando es joven. Puedes leer más sobre otras cosas que hacen que una persona tenga más probabilidades de volverse adicta en la página ¿Qué hace que una persona tenga más probabilidades que otra de convertirse en drogadicta? de la serie de lectura fácil Easy-to-Read DrugFacts.

SIGUIENTE: Síntomas y señales de que alguien tiene un problema de drogas