La mayoría de las personas que son adictas a las drogas no pueden dejar de consumirlas solo porque lo deseen. Sin drogas, a menudo se sentirán muy enfermas. Hasta tanto el cuerpo y el cerebro no dejen de ansiar las drogas, no se sentirán mejor. Algunos medicamentos pueden hacer que sea más fácil dejar de consumir ciertas drogas sin sentirse enfermo.

Pero sacar una droga del organismo de una persona es solo la primera etapa del tratamiento.

Las personas adictas a las drogas a menudo dejan de cuidar de sí mismas y de sus responsabilidades. Su objetivo es conseguir y consumir drogas.

Es posible que quienes tienen problemas de drogas:

  • dejen de ocuparse de su familia, su trabajo o su comunidad.
    • Las personas adictas a las drogas pueden olvidar cosas que les importan. Tienen problemas para cumplir sus promesas.
  • dejen de cuidar su salud.
    • Las personas adictas a las drogas pueden no comer o dormir bien. Tal vez no se cepillen los dientes. Es posible que no vayan al médico cuando se enfermen. Su consumo de drogas podría haber causado otros problemas de salud.
  • dejen de disfrutar de las cosas que les hacían sentir bien.
    • Cuando una persona se droga, deja de dedicarle tiempo a sus pasatiempos, sus intereses y sus amigos.

Estas personas necesitan volver a aprender a vivir sin consumir drogas.

Hablar con médicos o consejeros durante el tratamiento puede ayudar. Ellos están capacitados para escuchar y ayudar a las personas a resolver problemas personales.

Llama en cualquier momento al 1-800-662-HELP (4357) o visita la página de búsqueda de servicios de tratamiento para la salud del comportamiento de SAHMSA (en inglés) para encontrar consejeros profesionales y opciones de tratamiento para las drogas en tu área.

SIGUIENTE: ¿Da resultado el tratamiento para las drogas?