Una imagen de hojas de marihuana, alcohol y un cigarrillo.Foto: ©istock.com/sale123
Foto: ©istock.com/Andreka

Una droga es una sustancia química que puede modificar la forma en que funcionan el cuerpo y la mente. Las drogas que pueden ser peligrosas son las que la gente usa para lograr un estado de euforia o "high" y modificar la forma en que se sienten. Pueden ser drogas como la marihuana, la cocaína o la heroína, o drogas que se venden legalmente a personas adultas en todos lados, como el alcohol o el tabaco.

Los medicamentos también se usan en forma indebida cuando la gente los toma para sentir euforia en vez de tomarlos como lo indicó el médico. Hasta los medicamentos para la tos o el resfrío se pueden usar en forma indebida si no se siguen las instrucciones o se toma mucha cantidad de una vez.

Las personas consumen drogas por muchos motivos:

  • Porque quieren sentirse bien. Una droga puede hacer que la persona se sienta muy bien por un tiempo breve. Por eso es que la gente sigue tomándolas, para tener esas sensaciones agradables una y otra vez. Pero aunque la persona pueda tomar más y más droga, las sensaciones agradables no duran. Pronto se encuentra tomando drogas simplemente para no sentirse mal.
  • Porque quieren dejar de sentirse mal. Algunas personas que tienen muchas preocupaciones, mucho miedo o se sienten muy tristes usan las drogas en un intento de no sentirse tan mal. En realidad, esto no soluciona sus problemas y puede llevar a la adicción, lo que las puede hacer sentir mucho peor.
  • Porque quieren desempeñarse bien en la escuela o el trabajo. Algunas personas que quieren tener mejores calificaciones, conseguir un mejor trabajo o ganar más dinero pueden pensar que las drogas les darán más energía, las mantendrán despiertas o harán que piensen con más rapidez. Pero por lo general no es así. Estas personas pueden poner en riesgo su salud y terminar siendo adictas.