Foto de dos mujeres abrazadas.©istock.com/UberImages

Hay quienes quieren seguir un tratamiento para poder dejar las drogas y empezar a recuperar su vida.

Otros, en cambio, están tan metidos en la adicción que no quieren hacer ningún tratamiento. Muchos drogadictos empiezan el tratamiento porque se lo ordena la policía, un juez, su empleador o algún familiar. Les puede llevar algún tiempo entender que tienen un problema y querer dejar de consumir drogas. Pero el tratamiento puede dar resultado aun cuando la persona no quiera tratarse.

Si los amigos y familiares demuestran que se preocupan, es más probable que la persona continúe con el tratamiento aun cuando le sea muy difícil.

Si eres una persona adulta, puedes hacer muchas cosas para ayudar a alguien que está en tratamiento. Ejemplos:

  • Buscar información y servicios de tratamiento.
  • Llevar al paciente en tu automóvil al tratamiento y a los grupos de apoyo.
  • Recordarle que tome las medicinas que le dio el médico.
  • Ayudarlo a encontrar un lugar donde vivir, si lo necesita.
  • Ayudarlo a encontrar trabajo, si lo necesita.
  • Please format the photo credit in this style.
  • Buscar cosas para hacer que lo ayuden a no pensar en las drogas.
  • Ayudarlo a evitar los lugares y las personas que podrían tentarlo a drogarse de nuevo.
  • Hablar con esa persona sobre sus sentimientos y la fuerte necesidad que tiene de la droga.
  • Ser comprensivo si tiene una recaída y ayudarlo a retomar el tratamiento enseguida.